Hace poco me encontré con un artículo de Jesús Silva Herzog que me hizo reflexionar, y hoy quiero compartir dicha casi una epifanía personal subyacente.

“El Marketing, así como la economía no son una ciencia matemática”

Es cierto que se ocupan de cantidades; mas es cierto también que entre esas cantidades está el hombre y que
el hombre no es una mera cantidad. Aquí está la diferencia fundamental entre la sociología
y las ciencias físico-matemáticas. El hombre es el ser más complejo del mundo en que
habitamos; y por eso, precisamente por esa complejidad, no se le puede reducir a cifras, ni
pueden las matemáticas abarcarlo en su oscura y a la par luminosa personalidad.

king of ...

El hombre es un animal admirable pero imperfecto. Lógicamente es admirable pero imperfecto todo lo
que realiza. Lo único que le salva es la eterna inconformidad con su imperfección. “El
Hombre –dice Croce– es una síntesis de la historia universal”. La historia es el drama del
hombre y es obvio que el drama escapa al guarismo y que no cabe representarlo ni por cien,
ni por mil, ni por diez mil. Tampoco puede reducirse a números la emoción estética: “La
Piedad” de Miguel Ángel o la “Novena Sinfonía” de Beethoven. No hay balanzas de
precisión para medir el odio, el amor, el deleite, el miedo o la vanidad de un ser humano
cualquiera. Y se necesita ser un especialista en sardinas o un débil mental, para no darse
cuenta que todo sentimiento o reacción psicológica –sobre todo la vanidad– suele influir en
la conducta del hombre al comprar ciertas mercancías, desde un ángulo no siempre
transparente de su objetividad.

 

Aerial view of El Ateuf, M’Zab Valley, Algeria (32°27’N, 3°44’E)

 

Por otra parte me importa repetir que el hombre económico es una ficción, de igual
manera que el hombre religioso, psicológico o biológico. El hombre es todo eso al mismo
tiempo y mucho más. Todo hombre es muchos hombres y a la vez un todo integral.

 

numbers numbers numbers.
Lo antes dicho no significa ignorancia respecto a la utilidad de las matemáticas para
el economista, mercadologo, administrador. Lo reconozco sin reserva alguna. Pero no es lo mismo reconocer que las
matemáticas son herramientas útiles y aun indispensables a nuestra profesión. Entre una y otra
postura, entre una y otra concepción la distancia es inmensa.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s